Fecha de entrada
Fecha de salida

¡Haz ya tu reserva!

Página de Inicio / Información Turística / Trekking & Trail running

Trekking del Flysch

Geología

La franja costera situada en el sector occidental del litoral guipuzcoano entre las localidades de Deba y Zumaia comprende unos 8 kilómetros de acantilados, un lugar donde las montañas descienden de forma abrupta hacia el mar formando uno de los espacios naturales más espectaculares de Euskadi. Además, este tramo incluye elementos de valor geológico y geomorfológico de reconocido prestigio internacional, así como el ecosistema marino más rico de todo el litoral vasco. Y es que la difícil accesibilidad de la zona ha propiciado una excelente conservación de sus valores naturales.

 

Flora y fauna

Al margen del interés geológico y geomorfológico que despierta, la "rasa mareal" alberga el ecosistema más rico y complejo del litoral vasco. Sus charcas representan verdaderos acuarios naturales donde habitan cerca de 200 especies catalogadas de flora y fauna. Así, abundan innumerables especies de comunidades planctónicas, bentónicas, algas, peces, crustáceos, moluscos y equinodermos, que quedan al descubierto sobre todo en bajamar. Todo una explosión de biodiversidad, colores y formas vivas.

¿Por qué Itxaspe?

El Camping Itxaspe se perfila como tu mejor opción de alojamiento si te interesa conocer el Flysch, ya que estamos a escasos diez minutos a pie de esta zona y desde tu parcela o alojamiento disfrutarás de preciosas vistas a los acantilados de Flysch.

La atalaya de Andutz

Sobre Itziar se alza esta modesta cumbre caliza que mira al mar.
Andutz
Andutz

(Informacion obtenida del Correo Digital)

 

El largo cordal de Izarraitz va perdiendo altura según se aproxima a la costa, pero se acerca tanto a ella que sus cumbres más septentrionales mantienen la suficiente envergadura como para erigirse en excelentes atalayas de la costa. Ese es el caso del Andutz, que se alza sobre el pequeño núcleo de Itziar, un enclave desarrollado en torno a la iglesia de Santa María y cargado de leyenda y mitología.

 

La que hace referencia a la montaña que nos ocupa asegura que los gentiles de Lastur intentaron evitar la entrada del cristianismo lazando piedras contra las obras de la iglesia de Itziar. Pero lo hicieron con tan mala puntería que las rocas acabaron en la montaña, formado en actual cordal rocoso que une el Andutz y el cercano Saltsamendi.

 

En Itziar hay que acercarse hasta el polígono industrial y justo al principio del mismo coger a la izquierda una pista de cemento que bordea la primera fábrica y se dirige al caserío Teleixa. Pero no llegaremos hasta él. Un poco antes, en una curva, una cruz de señales indica la ruta al Andutz por un amplio camino herboso que asciende justo en el límite del pinar.

 

Sin hacer caso de los desvíos que se dirigen a los prados, subimos hasta una bifurcación en el que seguiremos el camino de la derecha (0h.10’). Saltamos una valla y nos adentramos por un sendero en el bosque, aunque por poco tiempo. Enseguida desembocaremos en una pista más amplia, junto a un abrevadero, que seguirá ganando altura camino del cordal bordeando de nuevo el pinar, esta vez por su parte más alta.

 

Saltsamendi

 

Sin mayores dificultades alcanzamos el cresterío (0h.25’), donde la caliza se hace más evidente. Por él continuaremos hacia la cumbre, bien por el mismo cordal, incomodados por las rocas, bien por los senderos que ascienden, a la derecha, por terreno herboso y más cómodo. Ambas opciones nos llevarán hasta la gran cruz cimera (0h.45’), que se divisa desde Itziar e incluso desde la autopista.

 

Las amplísimas vistas de la costa vasca confirman la condición de privilegiada atalaya de esta cumbre. Siguiendo el cordal unos metros llegaremos hasta el vértice y otro buzón. Desde este punto se divisa mucho mejor el Saltsamendi, cota secundaria del Andutz que nos permite prolongar un poco más este agradable paseo junto al mar.

 

Para ello no tenemos más que seguir el cordal, buscando de nuevo si se prefiere las sendas de las faldas herbosas, descender hasta el collado Urrutztu, que separa los dos montes, y acometer la corta, pero dura, loma cimera del Saltsamendi (1h.00’). Desde su cima las vistas al mar no son tan buenas. A cambio, los valles de Urola y Lastur resplandecen con su verde intenso a nuestros pies.

 

Para el descenso, volveremos al collado y desde él bajaremos hacia el alto de Txapasta, en la carretera a Lastur. La opción más directa baja hasta la conducción del gas y la sigue, campo a través, hasta las inmediaciones de la carretera. Si preferimos los caminos los seguiremos, en zig zags, hasta las inmediaciones de un caserío ya abandonado, desde el que llegaremos a la carretera por la pista de cemento de le da acceso. Ya sobre el asfalto, sólo restará volver, por el polígono industrial, al pueblo (1h.50’).

 

DATOS DE INTERES

Cima Andutz (612). Puntuable para el Concurso de los Cien Montes.

Situación Límite norte de la sierra de Izarraitz, sobre Itziar (Guipúzcoa).

Dificultad Ninguna. Desnivel y horario 538 m. 2h.40’ (1h.40’ de ascensión).

Comunicaciones En la autopista A-8, coger la salida de Itziar.

Cartografía Mapa nº 6 del Gob. vasco (sierra de Izarraitz, montes de Pagoeta y Ernio). Mapa 63-II del IGN..

El paseo de Lizarreta

Lizarreta
Lizarreta

(Informacion obtenida del Correo Digital)

 

Agradable paseo hasta una cima olvidada que sólo visitan los recolectores de setas El Lizarreta ha sido maltratado por las explotaciones forestales, que llegan hasta su misma cumbre, y su laderas han permitido que prosperen en ellas fábricas y pabellones industriales.

 

El extremo norte del largo cordal de Izarraitz culmina en dos cumbres que se alzan sobre el santuario de Itziar y el pequeño núcleo urbano que ha crecido en su entorno: Andutz y Lizarreta. La primera de ellas se lleva todos los parabienes, tanto por su carácter más montañero como por las mejores vistas que ofrece, en especial, de la costa. El Lizarreta, por el contrario, ha sido maltratado por las explotaciones forestales, que llegan hasta su misma cumbre, y su laderas más suaves han permitido que prosperen en ellas fábricas y pabellones industriales.

 

El resultado de todo ello es una montaña casi olvidada y escasamente visitada, salvo por los seteros. Sin embargo, es una excelente opción complementaria a alguna otra actividad lúdica que se realice en la zona y, al fin y al cabo, puntúa para el Concurso Centenario como cualquier otra cumbre de más relumbrón.

 

Comenzamos a andar en el santuario de Itziar. La leyenda explica que fue construido por un grupo de ángeles, que cada noche trasladaban las piedras desde Zabaleta, el lugar elegido por los lugareños para la iglesia.

 

Borda y cruz

 

Desde Itziar, tomamos la dirección del cementerio, a donde llegamos en pocos minutos por una pista de cemento. A la derecha del camposanto cogeremos una senda que asciende junto a la tapia hasta la carretera del polígono industrial (0h.10’). Por ella continuaremos (derecha) hasta el primer desvío de la carretera a la izquierda, que discurre entre unos pabellones. Continuaremos hasta el final del asfalto, donde deberemos tomar una pista (izquierda) que se dirige hacia un depósito cercano.

 

Pero no llegaremos hasta él. A los pocos metros, un camino carretil (derecha) nos indica la ruta hacia Lizarreta. Ganamos altura sin agobios a la vez que comenzamos a disfrutar de unas buenas vistas hacia la costa y de las cumbres cercanas, entre las que destaca el Andutz.

 

En un cómodo paseo, y desechando algunos desvíos de la pista principal, recalamos en un inconfundible cruce con una cruz de señales y una borda cercana (0h.30’). Es el collado de Artutzun. Una de las flechas señala, a la izquierda, la dirección de nuestro destino final, así que hacia él nos dirigimos sin demora. Nos adentramos en el bosque y la pista no tarda en convertirse en un agradable sendero que lleva hasta la base de la cumbre.

 

Unos escalones en la peña nos situará en la cima, por desgracia invadida por la maleza y acosada por los pinos, que cierran todas las vistas hacia el norte. El vértice geodésico y el buzón del club Arnotegi señalan el punto culminante de esta modesta montaña (0h.45’), en la que zarzas y argoma prácticamente impiden la interesante opción de recorrer el cordal hacia el sur para descender luego al valle de Lastur.

 

Así las cosas, en menos de media hora estaremos de vuelta en Itziar para dar por concluida una excursión, que en realidad es poco más que un paseo. De hecho, por su facilidad puede convertirse en el complemento perfecto de una jornada turística por la zona o de otra excursión montañera cercana como la del Andutz.

 

DATOS DE INTERES

Cima: Lizarreta (536). Puntuable para el Concurso de los Cien Montes.

Situación: límite norte de la sierra de Izarraitz, sobre Itziar (Guipúzcoa) .

Dificultad: ninguna.

Desnivel y horario: 270 m. 1h.15’ (0h.45’ de ascensión).

Cartografía: mapa nº 6 del Gob. vasco (sierra de Izarraitz, montes de Pagoeta y Ernio). Mapa 63-II del IGN.

Newsletter y Ofertas

¿Desea recibir nuestro Newsletter con las últimas ofertas y promociones?, suscríbase aquí. Puede darse de baja cuando lo desee en este espacio.
Recargar Imagen
CAPTCHA Image  
 

Enlaces recomendados

  • Camping Itxaspe
    • Deba
    • Yako Surf
    • Geoparkea
    • Calidad Turistica
    • Surfing Euskadi

Ctra. Nacional 634 km 38. A-8 Salida n13

20829 ITZIAR-DEBA - GUIPÚZCOA - País Vasco Spain

Teléfono. +34 943199377 Fax. +34 943199081

mail. info@campingitxaspe.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.